Entrevista a Karen Searle

“En esta era digital creo que cierta gente tiene la necesidad de usar sus manos”

Este mes viajamos a Estados Unidos con un objetivo: conocer un poco más el trabajo de la artista Karen Searle. Estudió en el Minneapolis College of Art & Design y se especializó en ese ámbito que en el mundo anglosajón denominan fiber art (traducido como arte textil en nuestro idioma). Actualmente es conocida por realizar obras dentro de tres grandes categorías (arte con fibras, arte con alambre y joyería) y en ellas es capaz de mezclar la delicadeza del trabajo manual con un sutil sentido del humor.

Es posiblemente una de las veteranas de esta web por edad y experiencia. Tras años de carrera ella misma se define como “una creadora de objetos” capaz de involucrarse en “procesos de trabajo manual meditativo que rinden homenaje al espíritu femenino para contar las historias de las mujeres y para honrar la belleza de la naturaleza”. En las próximas lineas nos contará más sobre su historia, su pasión por la aguja y algunas de sus obras más conocidas.

En estos últimos años numerosas artistas han decidido utilizar medios como el bordado, la costura o el arte textil. ¿Por qué crees que hay un renovado interés por estas técnicas?

En esta era digital creo que cierta gente tiene la necesidad de usar sus manos, de sentir el tejido y las texturas, de crear algo en el mundo físico. Esa necesidad ha traído consigo un renovado interés por el trabajo manual, surgida a partir de la década pasada. El mundo digital y la tecnología también han jugado un papel en este resurgimiento al ayudar a expandir conocimientos y conectar a fabricantes a nivel global. La artesanía puede haberse convertido en un aspecto importante de la vida humana a través de estas condiciones.


Pero a pesar de esta curiosidad profesional, numerosos espectadores todavía piensan que todas estas técnicas son formas de arte secundarias en comparación con otros medios modernos. ¿Cuál crees que es el papel de estas técnicas en la actualidad?

La idea de que la artesanía es un trabajo de mujeres y, por tanto, algo secundario ha estado ahí desde hace más de 100 años. Esa barrera está finalmente comenzando a descomponerse en el mundo del arte, y el respeto por la artesanía debe ir aumentando a medida que esa y otras barreras finalmente desaparezcan.

Mirando tu caso particular, has realizado diferentes objetos como piezas de joyería o esculturas, muchos de ellas con textiles y fibras. ¿Qué te atrajo del mundo del textil?

Encuentro que los textiles son un lenguaje efectivo de comunicación, especialmente en relación con asuntos importantes para las mujeres. La creación textil ha sido siempre mi medio principal. Hay una historia muy rica de expresiones de mujeres vinculadas con la fabricación textil y me siento parte de eso. Los textiles son parte de la vida de todo el mundo (estamos envueltos en ropa desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte) y esta familiaridad ayuda a los espectadores a relacionarse con obras de arte y mirarlas de nuevo muy de cerca.

 

Y ¿cómo aprendiste a trabajar con hilos y aguja? ¿Hiciste alguna curso oficial en la universidad, o comenzaste a interesarte por estos medios por una ruta diferente?

No tuve ninguna educación formal especializada en artes textiles, aunque he dado muchas clases y talleres durante años. Aprendí a coser cuando era pequeña y ese interés se expandió al bordado, a la cestería e incluso al tejido.  Perseguí ese interés desde los 8 años aproximadamente, aunque mi madre no cosía y mi abuela no estaba viva para enseñarme. Más tarde en mi vida, tras establecerme en el mundo textil, volví a la escuela para realizar un Master en Bellas Artes y completar aquellos huecos de mi conocimiento artístico.

 

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cómo eres capaz de transformar tus ideas en obras físicas?

Normalmente mis inspiraciones vienen mientras trabajo con nuevos materiales. Manejarlos y probar diferentes maneras de trabajar con ellos genera imágenes sobre cómo estas deben usarse para comunicar cierta idea. En otros momentos imagino una pieza y busco el material perfecto para crearlo. La creación textil siempre es un proceso y, aunque comienzo con una idea, la pieza evoluciona y cambia durante el proceso de producción hasta que tiene su propia integridad.

 

¿Qué o quién ha influenciado tu trabajo?

He estado expuesta a muchos profesores y mentores inspiradores. Un profesor antiguo fue el difunto Walter Nottingham, quien me presentó los excitantes trabajos de los artistas textiles pioneros que crearon un nuevo género artístico en la década de los setenta. También he admirado las formas tardías de alambre de Ruth Asawa, las esculturas de ganchillo de Norma Minkowitz y las cestas de Pat Hickman.

 

Las técnicas que usas son consideradas femeninas desde un punto de vista histórico y social. ¿Tienes algún discurso, idea o filosofía feminista en mente que quieras presentar al público con tu trabajo?

Supongo que mi trabajo tiene como referencias trabajos feministas tempranos del mundo de la escultura textil, y me identifico como una continuación de ese movimiento temprano ya que lo uso para expresar mi visión como una mujer más mayor. Mis trabajos figurativos muestran los cuerpos imperfectos de mujeres mayores de una forma divertida. Otros trabajos implican la recolección de materiales desechados, su reparación, su union y su embellecimiento en una metáfora del trabajo de las mujeres, tanto en el arte como en la vida.

 

 

Me gustaría destacar uno de tus trabajos más publicitados: How My Mother Dressed Me. ¿Puedes contarnos la historia detrás de esta pieza?

How Mother Dressed Me surgió viendo fotos viejas familiares y tratando de relacionarme, como una mujer en sus setenta, con la niña pequeña de las fotos. Los vestidos cuelgan en una cuerda para tender ropa similar a la del patio trasero donde crecí. Los vestidos de alambre son copias improvisadas de los vestidos que llevaba en las fotos. Imprimí esas imágenes en seda en los medallones que cuelgan debajo de los vestidos de alambre.

 

También has realizado Worry Doll, una escultura basada en una tradición guatemalteca. ¿Cuándo y cómo creaste esta pieza?

Worry Doll es una figura de ganchillo que incorpora pequeñas muñecas quitapenas hechas por niños de Guatemala y vendidas en pequeñas series de 5 o 6. La leyenda detrás de ellas dice que, a la hora de acostarse, hay que contarlas nuestras preocupaciones y ponerlas debajo de las almohadas. Las muñecas quitarán tus penas mientras duermes. Mi pieza está hecha enteramente de materiales de Guatemala: hilos de algodón, muñecas quitapenas y frijoles negros. La figura lleva todas las preocupaciones de una vida.

 

Y también me atrae la instalación Family Hair, donde presentas algunos retratos femeninos. ¿Qué es lo que quieres expresar con esta obra?

Family Hair es también una pieza que reflexiona sobre el pasado a través de fotografías antiguas, sobre las mujeres en mi familia (muchas de las cuales nunca conocí). Había adquirido rulos antiguos y pinzas para el cabello y había estado buscando una forma de usarlas; parecían las monturas perfectas para obras centradas en los peinados del pasado y, en particular, los de los miembros de mi familia. Estas obras tan gráficas también parecían perfectos para la técnica del encaje con agujas, y así comenzó una serie aún en curso.

 

¿Puedes recomendarnos algún artista que trabaje con hilo y aguja?

Un libro que escribí, Knitting Art, describe a 18 artistas que tejen. Todavía está disponible en e-book. The Fine Art of Crochet es otro libro similar, pero de Gwen Kinsler, sobre artistas que trabajan el ganchillo, y algunas imágenes de sus trabajos están en la página de Facebook The Art of Crochet.

 

¿Qué consejo le darías a un aspirante a artista textil?

Que intente usar el textil como lenguaje expresivo. El virtuosismo técnico es maravilloso, pero eso solo no es arte.

 

Y finalmente, ¿cuáles son tus objetivos para el futuro?

Continuaré trabajando y presentando trabajos que desafíen la visión predominante de que el bordado es simplemente un pasatiempo.

¡Muchas gracias Karen!
Si queréis conocer más su obra,
os recomendamos visitar su página web:
karensearle.com


Más entrevistas

Share This